Galletas de granos de quinoa, chocolate, almendra y coco sin gluten

en
Sin comentarios aún, sé tú el primero

GALLETAS DE GRANOS DE QUINOA, CHOCOLATE, ALMENDRA Y COCO SIN GLUTEN


Esta receta de unas deliciosas galletas de grano cocido de quinoa que os traigo hoy, hice hace bastante tiempo y entre una u otra cosa, nunca encontré un momento para añadirla al blog y así evitar que se pierda en las publicaciones en las RRSS.

Me inspiré dando por casualidad con el blog Greenvivant y podéis ver la receta original en este enlace 🙂  A continuación os cuento los tuneos que hice. Espero os gusten las dos 🙂

La receta original viene en tazas e igual hice yo. Después de elaborarla me pidieron en las RRSS la misma receta transcrita en gramos y sinceramente, no caí haber pesado nada 🙁 Utilicé una jarra medidora que os pongo en la foto abajo y así me resultó muy práctico y cómodo adaptar la receta original a mi gusto. Aunque puede sonar raro leer eso de ‘poner 150 ml de harina’ por ejemplo 😀

Allá vamos con nuestras medidas 🙂

Ingredientes:

200 ml de quinoa en grano cocida
175 ml de harina de almendras desgrasada (no almendra molida)
50 ml de coco rallado
100 ml de chocolate Nestlé Postres rallado en virutas
75 ml de azúcar moreno (mi apunte ‘mental’ es poner un poco menos la próxima vez)
1 huevo mediano
Una pizca de levadura Royal
Una cucharadita de AOVE (o aceite de coco, ghee,…)
Una pizca de esencia de vainilla

Blanqueamos el huevo con el azúcar y añadimos las virutas de chocolate templadas, previamente fundidas al baño María junto con el aceite. Batimos todo juntos para que se integre bien.

En el otro bol mezclamos todos los ingredientes secos junto con los granos de quinoa cocidos y enfriados (Nota: la medida de 200 ml es de granos cocidos, no en crudo). Agregamos los sólidos dentro de los líquidos y amasamos muy bien hasta que veamos la masa es homogénea y todo bien integrado. Dejamos reposar en la nevera una media hora aproximadamente, envuelta en papel film.

Forramos la bandeja de horno con papel de hornear. Formamos las bolitas de tamaño de una nuez grande y aplastamos dándole forma de una galleta.

Precalentamos el horno a 180ºC e introducimos las galletas en el horno, bajando la temperatura a 150ºC. No quise hornear las galletas a 180ºC (unos 15 minutos) porque quería mantener la jugosidad de granos de quinoa y no se me crease una costra dura y bordes quemados. Estaba buscando galletas sequitas por fuera y tiernas por dentro, manteniendo su forma y que no se me expandieran por la bandeja. Opté hornear a menos temperatura (150ºC) y más tiempo (20 minutos). Calor arriba y abajo, sin ventilador.

Resultaron ser unas galletas diferentes en textura a las que estamos acostumbrados por usar los granos de quinoa pero totalmente exquisitas, increíbles de sabor 🙂

Espero os guste 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *