Tortilla de trigo sarraceno

en
Sin comentarios aún, sé tú el primero

TORTILLA DE TRIGO SARRACENO


A pesar de su nombre, el trigo sarraceno o alforfón no está para nada emparentado con el trigo común. El trigo sarraceno es un pseudocereal, no contiene gluten, rico en fibra y es ‘el rey de la proteína vegetal’ al contener entre un 10 y un 13%. Su contenido en vitamina B junto con su aporte de hierro lo vuelve buen aliado para combatir la anemia, una muy buena fuente de manganeso, cobre, magnesio, fibra dietética, y fósforo, etc.

El trigo sarraceno se puede consumir en forma de grano y en forma de harina. La harina es muy común usarla para enriquecer nuestros panes sin gluten. Los granos se pueden tostar o cocinar, comer como un cereal caliente de desayuno, como acompañante en nuestros platos principales o incluso prepararlo como nuestro plato principal mezclado con carne, pescado, vegetales.

En la receta de hoy os traigo una deliciosa tortilla preparada con este grano y acompañada con un poco de ensalada. Su elaboración es muy rápida y sencilla, por lo que podrás prepararla en cualquier momento del día.

Ingredientes:

1 vaso de trigo sarraceno (alforfón)
2,5 vasos de agua fría
Sal al gusto
1 cucharada de AOVE o un trocito de mantequilla sin lactosa

2-3 huevos medianos
1/2 cebolla
1 ó 2 latas de atún al natural (caballa, melva, etc.)
1 latita de pimiento asado (o vegetales frescos picados finitos como tomate, calabacín, pimiento verde, brócoli, etc.)
1 diente de ajo machacado (opcional)
Sal
Un poco de salsa de soja (opcional)

El trigo sarraceno en grano se prepara muy fácil, casi como el arroz banco. Primero lo enjuagamos, para quitar todas las impurezas que pueda contener. Luego añadimos el agua, la sal y el aceite y cocemos hasta que quede tierno. (Nota: hay quién le gusta ponerlo en remojo previo un par de horas, o después de enjugarlo, lo tuesta ligeramente en una sartén seca)

Mientras se está cociendo el grano, en un bol batimos los huevos con una pizca de sal y reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla (suelo poner 1/2 cebolla grande). En una sartén calentamos el aceite de oliva y añadimos los trozos de cebolla. Pochamos hasta que tenga un color doradito, pero sin llegar a quemarse. Añadimos el ajito machacado, el resto de los vegetales y el pescado que tengamos y nos guste. Hacemos un sofrito aliñado con unas gotas de salsa de soja (opcional), removemos bien y reservamos.

Introducimos al bol con los huevos batidos los granos de trigo sarraceno escurridos y nuestro sofrito. Mezclamos muy bien y dejamos reposar durante 15 minutos para que se junten bien todos los sabores 🙂

En la misma sartén que habíamos usado para hacer el sofrito añadimos dos cucharadas de aceite de oliva. Echamos la mezcla del huevo, la verdura y los granos de trigo sarraceno y bajamos el fuego. Para darle la vuelta yo empleo un plato llano grande que tengo para las ensaladas.

El punto de cuajado de nuestra tortilla va a gusto de cada uno 🙂

Si tenéis en la nevera algo de cebolla caramelizada, podéis sustituirla por la pochada, queda impresionante 😀

Si os gustan las tortillas jugosas, probad añadirle un poco de queso sin lactosa y/o las espinacas cocidas 🙂

Y con calabacín ya ni os cuento, una verdadera delicia 🙂

Nota: el grano de trigo sarraceno podéis cambiar por el de mijo, la quinoa, el amaranto, etc.

Espero os guste 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *